Estufas calefactoras de agua

Existen diferentes maneras de calentar una casa y a sus habitantes.
Una de ellas consiste en radiadores o suelo radiantes, los cuales gracias a la capacidad que tiene el agua para almacenar calor y dejar salir ese calor gradualmente a lo largo del tiempo se convierten en un sistema de calefacciones muy practico y fiable.

 

Este tipo de calefacciones tienen un alto nivel de eficiencia pero como contrapartida necesitan una mas o menos complicada y costosa infraestructura de tubos, depósitos, radiadores y válvulas que permitan almacenar y distribuir esa energía calorífica. Además existe el problema añadido de las condensaciones en determinados puntos del circuito que pueden dar origen a goteras con perdidas de presión y de eficiencia en el sistema.

 

Las Estufas de Inercia cuyo funcionamiento esta basado en el Movimiento Libre de Gases permiten evitar varios de los principales problemas que ocurren en las calefacciones de agua de diseño tradicional.
Con respecto a estos problemas de la condensación del agua a lo largo de algún punto del circuito, en el sistema del Movimiento Libre de Gases que tienen las estufas que construimos la cámara de combustión y la primera campana funcionan como un único elemento, pero las reacciones químicas y físicas propias de una combustión de leña se dan únicamente en la zona de la cámara de combustión. De este modo, al poner el intercambiador de calor en la primera campana evitamos las condensaciones y bajadas de temperaturas en las combustiones (bajada de eficiencia y creación de CO2) que ocurren en las estufas cuyos intercambiadores están situados en la cámara de combustión.

Estos intercambiadores de gran sección están diseñados para poder calentar agua rápidamente gracias a las altas temperaturas que existen inmediatamente después de la cámara de combustión y por un sencillo movimiento físico natural de Termosifón poder ser almacenas en un deposito Inercial de agua de 500 o 1000 litros que la mantendrá caliente durante muchas horas y que permita poder distribuirla posteriormente donde sea necesaria.

 

El gran ahorro energético y económico que supone una Estufa de Inercia Radiante es también aplicable a una Estufa de Inercia Calefactora de agua. Debido a la gran acumulación del calor de la combustión a altas temperaturas en toda la estructura de ladrillo el intercambiador de agua permanece caliente durante mucho tiempo después de haberse acabado la combustión. De esta manera el deposito Inercial de agua dispone de agua caliente durante muchas horas después de que la combustión haya acabado, con el consiguiente ahorro en leña, tiempo y dinero.
Además el diseño sencillo en sus formas de este tipo de estufas permite situarlas en lugares de la casa donde pasen desapercibidas al cumplir su función de calentar toda la casa.
Esta es sin lugar a dudas una de las manera mas sencillas, practicas y económicas que existen para calentar una casa y sus habitantes.

 

 

 

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Ainara Cámara, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@estufasecologicas.es

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Fernando Araujo Romero con la finalidad de atender mi solicitud. *