Historia de las Estufas de Inercia térmica

Una estufa de inercia es un sistema de calefacción que empezó a desarrollarse en el siglo XVI. Hasta ese momento los antiguos modos de calefacción se habían mantenido mas o menos inalterados con pequeñas variaciones, siendo la chimenea o el fuego a tierra el principal modo de calefacción hasta ese momento en las casas.

Pero dos factores empezaron a afectar profundamente los sistemas de calefacción que se habían construido hasta ese momento en Europa: Uno de ellos fue la creciente preocupación sobre el acceso a la madera debido a la reducción de bosques disponibles. El otro era la seguridad ya que hasta ese momento el principal sistema de calefacción,la chimenea, cuya eficiencia era solo del 10%, producía a menudo incendios en las casas. Fue entonces cuando un nuevo factor tuvo que ser añadido: El Clima. Entre 1550 y 1850 hubo un periodo de frío extremo en Europa. Los investigadores modernos lo llaman La Pequeña Edad de Hielo.

La típica estufa a principios del siglo XVI era en términos de eficiencia energética poco mejor que una chimenea. Esta eficiencia se calcula en el 20%. La gente no era consciente del problema. Los europeos mas ricos habían empezado a usar en el siglo XV las estufas de hierro, que aunque rudas y de baja eficiencia tenían una ventaja sobre las estufas de baldosas y ladrillos: la rápida transmisión del calor.

estufa rusa

La primera referencia de una estufa de Inercia, que conserva el calor,v iene del año 1557, tan solo 7 años después del comienza de la Pequeña Edad de Hielo. En esa época pequeños propietarios ya empezaban a investigar diferentes maneras de almacenar el calor y de gastar menos leña en invierno.

En 1763 Federico El Grande de Rusia fomento una competición para encontrar “una estufa que gastara menos leña”. Los gobiernos de Suecia, Dinamarca y Noruega le siguieron pocos años después. En este siglo se consiguió ralentizar el humo a través de pequeños circuitos para que dejara parte de su calor antes de llegar a la chimenea. Esto fue un gran aumento de la técnica en cuestión de eficiencia. El principio de las estufas de inercia o de mampostería hoy en día es el mismo que hace trescientos años pero mucho mas refinado.

Durante los siguientes siglos el humo viajo por largos circuitos a través de todo tipo de estufas,dando lugar a todo tipo de sistemas en cuestión de tamaños,modelos y formas enormemente creativas.

Curiosamente,después de todos estos esfuerzos para superar esta primera crisis de la energía la solución vino de la mano del carbón, posteriormente del petróleo,el gas y la electricidad. Es ahora, a las puertas de una nueva y mas profunda crisis energética que volvemos a mirar a algunos de los antiguos modos de calefacción con otros ojos, más respetuosos hacia una antigua forma de calentarse y que vuelve a florecer ahora.

 

Deja un comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Ainara Cámara, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en info@estufasecologicas.es

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Fernando Araujo Romero con la finalidad de atender mi solicitud. *